Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leer, meditar, comer ciertos alimentos, practicar el ‘mindfulness digital’ o jugar a los videojuegos, son algunas de las claves que da la ciencia para conseguir un cerebro más eficaz. 

A medida que vamos cumpliendo años, una de las cuestiones que más suele preocuparnos es esa inesperada y molesta pérdida de memoria que suele aparecer cuando tratamos de recordar ciertos datos o de rememorar algunos acontecimientos del pasado.

Sin embargo, se ha demostrado científicamente que las personas que llevan a cabo buenos hábitos para entrenar su memoria pueden llegar a mejorar su agilidad mental a pasos agigantados. Estos son, según la ciencia, las cinco claves que nos ayudan a poner a punto a nuestro cerebro:

  1. Practicar meditación

Un equipo de psiquiatras del Hospital General de Massachusetts ha llevado a cabo el primer estudio científico que desvela que practicar la meditación durante ocho semanas puede provocar considerables y positivos cambios en el cerebro, sobre todo en las áreas relacionadas con la memoria, la autoconciencia, la empatía y el estrés.

Y es que aunque la meditación suele estar asociada con la tranquilidad y la relajación física, los autores de este estudio señalan que también proporciona beneficios cognitivos y psicológicos que persisten durante todo el día.

  1. Jugar a videojuegos de estrategia

Aunque tienen muchos detractores, los videojuegos también pueden ser una herramienta de gran ayuda a la hora de mejorar nuestra habilidad mental. Un estudio reciente dirigido por la doctora Dahpne Bavelier ha puesto de manifiesto que jugar a estos juegos durante unos 30 minutos cada día, puede ayudarnos a mejorar nuestras capacidades cognitivas y de asociación, dos cualidades que se van perdiendo según nos hacemos mayores.

Eso sí, los autores de este estudio reconocen que no sirve jugar a cualquier videojuego, y que es preferible entrenar la mente con los videojuegos de estrategia o con aquellos en los que el usuario debe asumir cualquier papel o rol.

Y es que, según Dahpne Bavelier, los retos que se presentan en este tipo de juegos contribuyen a ampliar la habilidad de cambiar de una tarea a otra e, incluso, de desarrollar varias tareas a la vez.

  1. Mindfulness digital

El mindfulness digital o, lo que es lo mismo, analizar nuestro comportamiento diario en línea nos ayuda a saber distinguir las cosas que hacemos y que son importantes, de las que hacemos y, sin embargo, nos llevan a perder tiempo.

David M. Levy, profesor de la Escuela de Información de la Universidad de Washington, asegura que practicando el mindfulness conseguimos poner el foco en una sola función, y de esta manera, el cerebro le dedica atención plena.

Dicho de otro modo, el mindfulness digital hace referencia al momento en el que nuestra mente es capaz de centrarse en lo realmente importante, y esto a la vez nos hace capaces de gestionar de un modo más eficiente las nuevas tecnologías.

  1. Leer un buen libro

Además de los beneficios que aporta el hábito de la lectura y que ya todos conocemos de sobra, un estudio reciente llevado a cabo en la Universidad de Emory ha revelado que leer un buen libro, una de esas novela que nos estimula a seguir leyendo, es una buena herramienta para potenciar la conectividad de nuestro cerebro. Un efecto que, según los autores de este estudio, puede llegar a prolongarse hasta cinco días.

Asimismo, otro estudio científico reciente dirigido por el doctor Robert. S. Wilson del Rush University Medical Center en Chicago, confirmó que la lectura nos permite afinar la memoria, agilizar la mente y retardar el envejecimiento de nuestro cerebro.

  1. Comer sano

La alimentación suele ser la clave de muchos procesos biológicos que tienen lugar en nuestra vida y, si hablamos del correcto funcionamiento de nuestro cerebro, es más que evidente que comer sano es uno de los factores que más nos puede ayudar.

En este sentido, un estudio llevado a cabo por el investigador Néstor Braidot, ha revelado que los malos hábitos alimenticios, así como el consumo de cierto tipo de alimentos es una de las causas principales de la pérdida de memoria y del agotamiento mental.

En opinión de este experto, es necesario llevar una dieta sana y equilibrada y, sobre todo, rica en ácidos grasos poliinsaturados, que son los nutrientes que favorecen el crecimiento de nuevas neuronas.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

One Comment

  1. Sergio vivanco

    Muy bueno saberlo. Gracias.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>