Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Técnicas efectivas para contrarrestarlo

El estrés genera fuertes estados de tensión psicológica y ansiedad. Entre sus principales consecuencias para el cerebro me interesa puntualizar las siguientes:

  1. Puede producir daños en la corteza prefrontal, disminuyendo los recursos cognitivos que se necesitan para
    procesar la información, analizarla y tomar decisiones.

Por ejemplo, durante una investigación realizada por la Universidad de Yale (publicada en la revista Biological Psychiatry) se tomaron imágenes de los cerebros de 100 personas que habían vivido momentos muy estresantes, como pérdida del trabajo, de un ser querido, incluso divorcios. Se observó menos materia gris de lo normal en la mencionada estructura, que también participa en la vida emocional, la regulación de los deseos y el control de los impulsos, lo cual puede provocar conductas inapropiadas en las personas afectadas.

  1. Altera el funcionamiento del hipocampo, afectando negativamente los mecanismos de memoria.

El estrés provoca una liberación excesiva de cortisol. Ello afecta los procesos de consolidación de la memoria y bloquea la corteza prefrontal, alterando la capacidad de resolución inteligente de problemas y las habilidades esenciales para razonar y tomar decisiones. Cuando se convierte en crónico, uno de los sistemas más vulnerables es el de la memoria episódica. Por ello algunas personas afectadas no pueden recordar qué hicieron dos o tres días antes, otras olvidan la sartén en el fuego y otras pierden tiempo constantemente buscando sus gafas.

  1. Puede alterar los niveles de un neurotransmisor, la serotonina, afectando el estado de ánimo, los ciclos de sueño y vigilia y la actividad sexual.

Si es temporal (caso de las tensiones laborales, de pareja o familiares) el estrés tiene remedio en el corto plazo. Cuando es acumulativo, puede producir un deterioro importante en la vida cotidiana, en las relaciones con los demás y en la salud del organismo en general.

El estrés también afecta la neurogénesis, que es el proceso mediante el cual se forman las células que componen el sistema nervioso, por lo tanto, es imprescindible automonitorearlo.

Por ejemplo, un área del hipocampo muy sensible al estrés es el giro dentado, una región que produce nuevas neuronas incluso en edades avanzadas.

¿Cómo superar el estrés?

En mi libro “Cómo funciona tu cerebro” (Capítulo 18), pueden hallar varias técnicas para superar los procesos de estrés, entre ellas:

  • Descubrir qué nos estresa: hechos, personas, situaciones, etc. y comenzar a trabajar sobre ello.
  • Dormir: el sueño es uno de los mejores remedios para el estrés y el agotamiento. Además, un buen aliado para resolver los problemas que aquejan durante la vigilia.
  • Generar espacios de placer y diversión. Según las últimas investigaciones, las personas que contrarrestan el estrés con el humor mejoran su sistema inmunitario, sufren un 40% menos de infartos de miocardio o apoplejías y viven más.
  • Meditar, vivir en forma relajada: los efectos beneficiosos de la meditación para el cuerpo y la mente han sido corroborados infinidad de veces por las neurociencias.
  • Realizar actividades aeróbicas o practicar algún deporte: ello reduce los niveles de cortisol en sangre, mejora el funcionamiento de la memoria y de otras importantes funciones cerebrales.
  • Ir al gimnasio cerebral: son especialistas en metodologías e instrumentos de las neurociencias que contribuyen a superar las situaciones estresantes.

En algunos casos (los menos) el estrés es saludable, de hecho, las respuestas de lucha o huida ante una situación peligrosa ha salvado la vida de muchas personas. En otros, cuando hay sobre carga continua de ansiedad y tensión, puede resultar muy nocivo si no se controla.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>