Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
EL PRESTIGIOSO NEUROCIENTÍFICO, NÉSTOR BRAIDOT, HABLÓ EN EXCLUSIVA CON NUEVO DIARIO.
Advirtió que la acumulación de estrés genera estrés crónico, y repercute en la salud.

El argentino de mayor prestigio internacional en materia de divulgación de las neurociencias, Néstor Braidot, dialogó en exclusiva con Nuevo Diario, sobre cómo afrontar el estrés de las fiestas, utilizando algunas prácticas de las neurociencias para potenciar 2017 y arrancar de la mejor manera.

El especialista —que alterna su vida entre Madrid y Buenos Aires— confió que “la mayoría de las personas llegamos con una acumulación de muchas cosas, entre ellas cansancio, vivencias no del todo agradables y estamos a la expectativa de tomarnos unos días de descanso”.

En este aspecto “es bueno que se haga algo, en el sentido de resetear el cerebro, para ponerlo en condiciones de afrontar mejor un año más”, dijo Braidot y agregó que “esto no es solamente cada fin de año, sino que hay que ponerlo en práctica todos los días, porque diariamente vivimos experiencias positivas y negativas”.

“Si nos referimos a fin de año, es necesario que el cerebro recupere energías, sobre todo, cuando trabajamos en una actividad exigente, cuando eso genera niveles de estrés muy alto porque la acumulación día tras día de estrés, genera lo que se denomina estrés crónico, y es más perjudicial todavía. La consecuencia son los efectos fisiológicos negativos”, explicó el especialista.

“Se deben incorporar procesos de relajación y aprender a respirar”

Consultado acerca del término “resetear” el cerebro, Braidot indicó que no implica solamente “tomar sol, estar en la playa o compartir actividades familiares”.
El “desenchufe” que implican las vacaciones debe ser aprovechado “para incorporar procesos de relajación”.

“Lo que yo sugeriría es la meditación. Eso es lo que recomendaría en estas vacaciones, que dediquen un tiempo, por la mañana y por la tarde, a meditar”, dijo Braidot.
Ampliando este concepto, agregó que “no se trata sólo de una cuestión derivada de experiencias orientales, hoy, meditar está en los mejores niveles ejecutivos, es un factor mejorador del cerebro claramente y de alguna manera previene el efecto del estrés”.

“Una persona que medita todos los días —y esto está comprobado científicamente— es menos propensa a estresarse, independientemente de las condiciones de vida que tenga”, confió.
Asimismo, añadió que, entre los beneficios de la meditación, se encuentran el control de la ansiedad, una mejor memoria y facilita el aprendizaje.

Meditar significa “saber respirar, pero no instintivamente, sino con profundidad, adquiriendo distintos niveles de concentración”, confió el profesional y señaló que esto también “repercute en el comportamiento de los niños”, porque “los ayuda a manejarse mejor consigo mismos, con los demás, y en el proceso de aprendizaje también, así que es una práctica completa”, dijo.

“La vida de hoy es mucho más complicada”

Finalmente, Braidot indicó que “el cerebro —al igual que una computadora— requiere procesos de mantenimiento diario y así como para cuidar el físico, vamos al gimnasio, cuando se trata del cerebro también tenemos que estar atentos, y cuidarlo”.

Advirtió que “la vida de hoy es complicada y afecta más todavía al funcionamiento cerebral, que la vida de nuestros abuelos. Tenemos que hacernos la firme promesa de continuar haciendo algo por nuestro cerebro el año próximo”.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>